Martes, 17 de octubre de 2017
Publicación digital hortofruitinnova.com
Secciones
Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Redacción
| Leída 30 veces

Entrevista con José María Pozancos, director de FEPEX


La exportación española de frutas y hortalizas frescas de enero a septiembre de este año ha crecido un 8% en volumen y un 14% en valor con relación al mismo periodo de 2014, totalizando 9,2 millones de toneladas y 8.673 millones de euros respectivamente, según los datos más actualizados de la Dirección General de Aduanas del Ministerio de Economía, procesados por FEPEX.

En líneas generales ¿cuál es el estado económico actual del sector hortofrutícola español? ¿Cuáles son sus expectativas a medio y largo plazo

 

La exportación española de frutas y hortalizas frescas de enero a septiembre de este año ha crecido un 8% en volumen y un 14% en valor con relación al mismo periodo de 2014, totalizando 9,2 millones de toneladas y 8.673 millones de euros respectivamente, según los datos más actualizados de la Dirección General de Aduanas del Ministerio de Economía, procesados por FEPEX.

La exportación de frutas, que representó el 60% del total, creció un 10% en volumen con relación al mismo periodo de 2014, totalizando 5,6 millones de toneladas, y un 15% en valor, situándose en 5.211 millones de euros, creciendo fuertemente, tanto en volumen com2o en valor, cítricos, frutos rojos, sandía y melón, y en menor medida la fruta de hueso.

La exportación de hortalizas hasta septiembre de 2015 totalizó 3,6 millones de toneladas, un 4% más que en el mismo periodo de 2014, con un valor de 3.461 millones de euros (+14%), registrando la mayoría de productos comportamientos positivos, como tomate, con 705 millones de euros (+1%), pimiento con 581 millones de euros (+4%), lechuga con 442 millones de euros (+16%), coles con 332 millones de euros (+14%), calabacín con 214 millones de euros (+60%) y ajo con 175 millones de euros (+40%).

Para FEPEX el crecimiento de la exportación es imputable principalmente al buen comportamiento de la demanda de consumo en el conjunto de la UE, donde se exportó por valor de 8.070 millones de euros, un 17% más, representado el 93% del valor de los envíos. Alemania con 2.103 millones de euros  y un crecimiento del 17% sigue siendo el principal destino de las frutas y hortalizas españolas, representando el 24% del total. Le sigue Francia con 1.578 millones de euros (+15%) y Reino Unido con 1.216 millones de euros (+16%). La exportación extracomunitaria se redujo un 9% situándose en 602 millones de euros.

Destacaría también el mayor crecimiento de las exportaciones en valor, lo que nos indica una mayor orientación hacía productos con mayor valor añadido y con nuevos formatos, ligados la evolución de la demanda del consumo en el mercado comunitario.

Los datos ponen en evidencia que el conjunto del sector se está comportando bien en los mercados exteriores de los que depende, porque la exportación representa el 70% de la producción española de frutas y hortalizas destinadas al mercado en fresco. Pero hay que tener en cuenta que dentro del sector coexisten subsectores y estructuras muy diferentes por lo que los resultados pueden variar de forma muy significativa entre explotaciones y empresas.

 

¿Qué retos tiene el sector hortofrutícola para consolidar su posición de líder en los mercados comunitarios?

La posición del sector está consolidada en el mercado comunitario. España es el principal proveedor de frutas y hortalizas frescas de la UE, representando en 2014, el 32% del comercio intracomunitario. En la misma línea, la UE es el destino del 94% de la exportación española de frutas y hortalizas. Es el mercado natural para nuestro sector y así seguirá siéndolo, porque el desarrollo económico y social de los Estados que componemos la UE y su nivel de renta, es decisivo para mantener e incrementar el consumo de frutas y hortalizas, y también son determinantes otros factores como la cercanía de los mercados, la moneda común…

El reto es seguir manteniendo nuestra posición para lo que hay que hacer frente a la competencia intracomunitaria de países, que por un lado han sido tradicionalmente competidores, como Países Bajos, que es el segundo proveedor de frutas y hortalizas y, por otro lado de países, como Alemania, Reino Unido, Italia etcétera, que están incrementando su producción de frutas y hortalizas, ayudados en parte por la aplicación de la PAC en estos países. En el ámbito comunitario también nos perjudica la creciente nacionalización de los mercados, así como la fuerte promoción institucional de los circuitos cortos, que en mi opinión no son compatibles con el mantenimiento de una oferta amplia, variada y segura de frutas y hortalizas, que es lo que depende el crecimiento del consumo.

Por otro lado, debemos  hacer frente a la competencia de países terceros, que son grandes productores hortofrutícolas como Marruecos, con condiciones agroclimáticas similares y costes muy inferiores, teniendo en cuenta, además, que la UE es el mercado más abierto del mundo a la importación. En el mercado comunitario la protección ha quedado reducida a mínimos, desapareciendo en muchas producciones, no sólo consecuencia de las negociaciones multilaterales, principalmente en el mercado de la OMC, sino también en las múltiples negociaciones bilaterales. Por ello, el reto es mejorar la competitividad, actuando sobre los costes de producción, la calidad, el volumen, la diversidad de productos, los calendarios de producción, etcétera.

 

¿Cómo ha influido el “veto ruso” y qué medidas se han tomado para paliarlo?

Antes del veto, Rusia era el principal destino no comunitario de las frutas y hortalizas españolas y este mercado se ha perdido. Buscar alternativas en otros mercados es un reto a medio y largo plazo. Las medidas adoptadas por la Comisión Europea y las promovidas desde el Ministerio de Agricultura español han sido positivas, pero se requieren más, precisamente en el ámbito  de conseguir una apertura real de mercados con potencial de consumo. Y en ello la Comisión Europea juega un papel muy importante como legisladora de los principales aspectos relativos a la política comercial. Requerimos que la Comisión se implique más en la apertura de nuevos mercados y en ello estamos trabajando.

 

¿Qué papel tiene la inversión en innovación tecnológica, renovación del equipamiento de maquinaria y nuevos sistemas, en el desarrollo de esta actividad?

Es determinante para la competitividad del sector y en especial para profundizar en la diversidad de la oferta, formatos, calendarios de comercialización, reduciendo costes.

Con el fin de potenciar la innovación y en el marco de la nueva política de desarrollo rural, estamos trabajando en diferentes proyectos pilotos innovadores, estableciendo relaciones de cooperación con investigadores, empresas y asociaciones, a la espera de que se abran las convocatorias oficiales para su presentación.  Por otro lado, hemos reiterado al ministerio la importancia estratégica de los programas operativos porque en el marco de ellos se pueden desarrollar diversos tipos de inversiones, necesarias para mejorar la competitividad.

 

¿Qué efectos favorables tiene la Organización Común de Mercados?

El régimen específico para frutas y hortalizas dentro de la OCM cuenta con instrumentos bien valorados como las organizaciones de productores y los programas operativos. En estos momentos se está en proceso de reforma de esta normativa y en opinión de FEPEX se debe mejorar la eficacia y eficiencia de las medidas actualmente en vigor, facilitando el reconocimiento de las organizaciones de productores, adecuando la estrategia nacional de los programas operativos a las  necesidades del sector y mejorando la eficacia de las medidas de gestión de crisis y los precios de entrada.

FEPEX considera prioritario facilitar el reconocimiento de las organizaciones de productores con el fin de que los socios puedan acceder a los programas operativos. Estos programas operativos generan múltiples utilidades porque es la principal medida de la PAC en el sector hortofrutícola para cofinanciar las inversiones y las medidas de mejora de la calidad, que contribuyen significativamente a la sostenibilidad económica de las explotaciones y en consecuencia al mantenimiento de la actividad productiva y el empleo que genera.

 

¿Cómo se puede reforzar el reconocimiento de las organizaciones de productores y qué papel cumple FEPEX en ese sentido?

FEPEX plantea una política de reconocimiento que incluya dos objetivos: ampliación del número de organizaciones reconocidas y ampliación del número de socios de las existentes, con el fin de que contribuyan más ampliamente a la sostenibilidad económica de las explotaciones y a mantener la renta de los productores mediante una mejor ordenación de la producción, además de ampliar la base de los programas operativos. Para impulsar esta política hemos realizado propuestas a las administraciones competentes, principalmente al Ministerio de Agricultura y a la Comisión Europea, pero también al Parlamento Europeo y a otras instituciones.

 

¿Qué acciones tiene previstas FEPEX para apoyar a sus asociados?

En línea con nuestras funciones, definidas en la anterior pregunta, estamos apoyando a las 29 Asociaciones miembros en los ámbitos de la producción, los mercados, la política agraria, comercial y sociolaboral principalmente. En el ámbito de la producción trabajamos en los protocolos de calidad;  FEPEX desarrolla, de forma autónoma en unos casos o colaborando en otros, una serie de protocolos de calidad en la producción que facilitan la gestión y mejoran la eficiencia de las explotaciones con el objetivo de dar una respuesta a las condiciones exigidas por la distribución o por las normativas de calidad públicas. También prestamos especial atención a la normativa sobre productos fitosanitarios y otros medios de defensa fitosanitaria.

En el ámbito del mercado, FEPEX informa a sus asociados de la situación de los mercados, de exportación e importación, de la evolución del consumo, etcétera disponiendo de una base de datos histórica para la elaboración de análisis y estudios.  

En política comercial, hacemos un seguimiento muy exhaustivo de las negociaciones de la Comisión con otros países, participamos  en el proceso de consultas para la elaboración y negociación de los protocolos exigidos por los países terceros…

FEPEX es también un elemento dinamizador en el sector de frutas y hortalizas en España, con la elaboración de propuestas e impulsando proyectos como la Feria Internacional de Frutas y Hortalizas, FRUIT ATTRACTION, de la que es organizador junto con IFEMA, FRUIT AUDIT de la que es socio fundador, o el Foro Español de la Patata,  punto de encuentro para todos los eslabones que integran la cadena de valor.

¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
hortofruitinnova.com • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress