Jueves, 13 de diciembre de 2018
Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Redacción
Lunes, 5 de febrero de 2018 | Leída 67 veces

Agricultura de Precisión en viñedos con Hemav

Guardar en Mis Noticias.

En la región española de Ciudad Real, Bodegas Lahoz cultiva tres grandes pagos sabiamente escogidos de entre los mejores parajes de la llanura manchega con aproximadamente 500 hectáreas de viñedo. Un 80% del viñedo está ocupado por las variedades tintas Tempranillo, Merlot, Cabernet Sauvignon y Syrah, y el 20% restante por las variedades blancas Airén, Sauvignon Blanc, Chardonnay y Moscatel de Grano Menudo. 

El proyecto se realizó para aproximadamente 50 has de las 180 de la variedad Tempranillo que componen el total de la finca situada en el término municipal de Socuéllamos. Un suelo muy calizo, pobre y poco profundo es la viva representación del suelo típico manchego muy adecuado para el cultivo de viñedos de poca producción y muy alta expresión. 

 

Objetivo del proyecto

Bodegas Lahoz quiere introducir el uso de la agricultura de precisión mediante drones en sus cultivos. Sus objetivos son: la optimización de insumos, el aumento de producción a la calidad deseada y la planificación eficiente de la logística de vendimia y de la venta.

Para aplicar adecuadamente las recomendaciones. durante la primera campaña se tomó la decisión de digitalizar un 10% del total de la explotación. Permitiendo así, una integración conveniente y posible para la compañía.

La parcela escogida para el proyecto era la más problemática de la finca en cuanto a diferencias sectoriales de riego, producción y maduración, e incluso plagas. El reto para Hemav era triple, por una parte, conseguir una ahorro de insumos del 5%. Por otra, conseguir mantener la producción aumentando la homogeneidad en un 5% y finalmente, la generación de una estimación precoz de la producción con una precisión superior al 80%.

 

Servicio de HEMAV en viticultura

En viticultura, Hemav realiza un pack de seguimiento de 3 vuelos en los momentos más críticos de la campaña (floración, cuajado y envero) así como un seguimiento mensual con datos satelitales. Hemav realiza los vuelos mediante su concesión local y entrega una serie de informes con los tratamientos correctivos a aplicar. Generando además, estimaciones precoces del aforo final resultante.

Mediante su software patentado, Layers, Hemav consigue trabajar cepa a cepa y tener en cuenta 25 descriptores agronómicos. Layers permite introducir el plan de abonado, análisis foliares, condiciones climatológicas, e índices espectrales, además de los datos radiométricos provenientes del dron para la realización de los informes.

Los datos de la parcela e informes son fácilmente visualizados y gestionados a través de una plataforma altamente intuitiva disponible en app para iOS y Android. La app es especialmente útil en campo, pues tiene las recomendaciones geoposicionadas y permite verificar y aplicar las mismas.

El servicio de Hemav es un símil a la consulta médica. Se generan capas “radiografía”, con las cuales se elabora un informe “analítico” y se proporciona la orientación de los “tratamientos” correctivos más eficientes.

 

El proyecto Bodegas LAHOZ

Para el caso de Bodegas Lahoz, se plantearon tres vuelos: un primer vuelo en cuajado, otro antes de envero y otro en maduración. Además, se definió un protocolo de dos muestreos necesarios para la realización de la estimación de la producción: uno realizado durante el segundo vuelo y otro durante el tercer vuelo de campaña para ajustar la estimación (o aforo) final.

Cronológicamente, a los 7 días de cada vuelo se entregaron todos los informes Hemav para que Lahoz pudiera aplicar las correcciones que creyera oportunas. Al iniciar el proyecto, las conclusiones del primer informe (realizado en Junio ‘17) fueron las siguientes:

• El nivel de fotosíntesis en los cuatro sectores era MEDIO. Es decir, existía un potencial de mejora considerable que repercutiría en un aumento de producción.

• La variabilidad intraparcelaria existente era MEDIO. También había un potencial de mejora de la homogeneidad importante.

A nivel correctivo, el sistema determinó que la mejora de las vides debía venir de un ajuste de la fertilización más que del riego. Se observó una falta de Nitrógeno foliar en la mayoría de los sectores y un exceso de riego, alertando de una posible presencia de plaga. El análisis de Hemav consigue discriminar cada tratamiento por separado.

Bodegas Lahoz pudo aplicar las recomendaciones elaboradas por Hemav, dando lugar a una evolución positiva tanto en la gestión de los recursos como en la productividad de las parcelas. A nivel fertirrigación podemos ver que en el último vuelo, tanto las recomendaciones de riego como fertilización son óptimas (Figura 4). Es decir, Lahoz consiguió aplicar de manera eficiente los insumos que las vides demandaban.

Como resultado del proyecto, Lahoz consiguió un ahorro medio de toda la campaña del 7% en abonado y del 11,4% en el riego. Un ahorro por encima de los costes derivados de la contratación del servicio Hemav.

Durante los vuelos se detectaron varios focos de alerta de riesgo de fitopatógenos. Éste análisis se basa en dos factores: la disminución del vigor vegetativo y la reducción del área de copa de la vegetación.

Comprobados en campo, se identificaron estos mismos focos en plagas incipientes de araña roja. Gracias a la identificación de los focos incipientes se pudo minimizar prácticamente todos los focos de araña roja en el vuelo 3, quedando únicamente algunas zonas residuales a mantener bajo control.

Finalmente, en cuanto a la estimación de producción, se realizaron dos estimaciones. Una primera (en Julio) de 10.796,84 Kg/ha y una segunda (en Agosto) de 10.555,27 Kg/ha con un recuento total de 97.040 cepas. En la vendimia, el resultado real fue de 10.205,80 Kg/ha obteniendo, una precisión final del 97% y 1.200 Kg/ha más de lo esperado.

 

Beneficios y conclusiones

A través de los informes y recomendaciones realizados por Hemav, Bodegas Lahoz obtuvo los siguientes beneficios tangibles y cuantificados:

• Digitalización de un 10% de sus cultivo. Habiendo podido aplicar las correcciones.

• Ahorro medio en riego del 11%.

• Ahorro medio en abonado del 7%.

• Alerta precoz de infestación de araña roja en dos zonas de la parcela.

• La cosecha ha sido 1.000 Kg/ha superior a la esperada.

• Estimación con una precisión del 97% en maduración y 94% en envero, cuando la estimación de la Bodega era de 9.000Kg/ha, con una desviación del 12%.

En conclusión, los beneficios de aplicar las recomendaciones elaboradas por HEMAV demuestran ser rentables desde el momento de aplicación y durante la primera campaña.

Además, existen beneficios tangibles y medibles en cuanto a la rentabilidad de la explotación, como por ejemplo la mejora logística y de gestión que supone conocer con antelación y precisión la producción final. Ahora solo queda aplicarlo a toda la finca.

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
hortofruitinnova.com • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress